Fructífero dialogo FAA de EE.UU. y el IDAC de República Dominicana

 

NI-47-16

Pie de Foto: Al centro, el administrador de la FAA, Sr. Michael Huertas y a su derecha, Santiago Rosa, Bolívar León, Juan Thomas Burgos, y demás miembros de ambas delegaciones.

Nassau, New Providence, Bahamas. Un importante intercambio para reforzar la relación estratégica entre el sector aeronáutico de República Dominicana y de Estados Unidos se produjo en el marco de la VI Reunión de Directores de Aviación Civil de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, explica el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) a través de un despacho de prensa.
“En el marco de la Sexta Reunión de Directores de Aviación Civil de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, la delegación del Instituto Dominicano de Aviación Civil sostuvo un encuentro bilateral con la representación de la Agencia Federal de Aviación de los Estados Unidos de América, en la cual conversaron sobre la importancia de la relación estratégica entre los dos países y los grandes impactos positivos que como potencia de la aviación podría encaminar los Estados Unidos a través del sólido liderazgo de la República Dominicana en la región”, se precisa en el informe reproducido por el IDAC.

La delegación de Estados Unidos estuvo encabezada por el administrador de la FAA, Sr. Michael Huertas, quien se hizo acompañar por los señores Christopher Barks, Dan Smily y John Barbagallo, mientras que la delegación dominicana estuvo encabezada por el subdirector general del Instituto Dominicano de Aviación Civil, señor Santiago Rosa, además de los señores Bolívar Leon y Juan Thomas.

La reunión inició con la intervención de Santiago Rosa, quien transmitió a los presentes los parabienes remitidos por el director general del IDAC, Dr. Alejandro Herrera, así como también su complacencia por el importante apoyo que la autoridad dominicana ha recibido de su contraparte en Estados Unidos.

Huertas indicó, que de igual manera ellos se sienten complacidos por la valiosa relación que hemos desarrollado y las posibilidades de trabajo conjunto en relación a esta reunión de directores y a la próxima asamblea general de la Organización de Aviación Civil Internacional. Resaltó que la República Dominicana es el destino en el Caribe más importante de los estadounidenses, y que por esa razón les interesa mucho la eficiencia de la aviación en nuestro país.

Temas tales como medioambiente y mercado de emisiones de la aviación, mejoramiento de la eficiencia de los espacios aéreos, seguimiento a la relación de capacitación entre ASCA y FAA Academy, también fueron abordados, analizando los pareceres de cada Estado y las posibilidades de coordinar posiciones conjuntas que como aliados pudiéramos orientar por ante las instancias de OACI.

La asistencia a otros Estados de la región, de manera coordinada y en apoyo a la estrategia de OACI, “No country left behind”, fue también un asunto que se analizó en términos de aportar en la estandarización de los procedimientos y del avance conjunto de toda la región de manera que se genere un escenario de continuidad en la provisión efectiva de los servicios a la navegación aérea.

El tema de las desviaciones y la implementación de un Centro de Monitoreo Regional para seguimiento a las mismas fue también abordado por Christopher Barks y Santiago Rosa. Este último indicó que República Dominicana está en toda capacidad de alojar en su facilidad una oficina con este objetivo.

Santiago Rosa planteó al administrador de la FAA otros aspectos en los que la República Dominicana podría estar requiriendo posterior asistencia de su autoridad para la verificación de los procedimientos y otros aspectos en los que también podrían verse beneficiados otros países de la zona, al integrarse a estos planes.

El Sr. Barbagallo intervino para resaltar que es encomiable el hecho de que la República Dominicana no solo pudo superar algunas limitantes que tuvo en el pasado, tal como la categorización, sino que también se ha convertido en un líder regional , manteniendo un nivel de cumplimiento regulatorio sobresaliente y un crecimiento sostenido en cuanto a infraestructura, regulación, etc.