IDAC lamenta accidente de avión de la FAD

El Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) lamentó esta tarde el accidente aéreo ocurrido en aguas del mar Caribe frente a la avenida George Washington, en el cual fallecieron los dos pilotos de una aeronave de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), e informa que pone a disposición de los cuerpos armados sus técnicos y equipos para la investigación sobre las causas del accidente.

La aeronave, un T-35 Pillán, matrícula  FAD 1807, de los utilizados para entrenamiento de pilotos, estaba tripulado por el 1er. teniente piloto Rafael Eduardo Astacio, FAD y el 2do. Teniente piloto Carlos Manuel Guerrero, FAD, quienes fallecieron.

“Con pesar  las autoridades  en el Instituto Dominicano de Aviación Civil recibieron la noticia del  rescate  sin vida de  los cuerpos de los pilotos de la aeronave de la Fuerza  Aérea”, se precisa en un despacho de prensa de la Dirección de Comunicaciones y Relaciones Públicas del IDAC.

La Jefatura de Estado Mayor de  la Fuerza Aérea  informó inmediatamente se produjo el accidente,  que unidades  especializadas,  en las que se incluía lanchas rápidas, helicópteros y buzos,  procedieron  a la labor de búsqueda y salvamento.

“La rápida intervención y el pronto rescate demostraron   que  se cumplieron cabalmente las normativas y procedimientos que se disponen de manera preventiva  para eventos de esta naturaleza”, se precisa en la nota en la que se lamenta la ocurrencia de los  dos fallecimientos y manifiesta solidaridad con los familiares de los pilotos fallecidos

Los cuerpos de los jóvenes pilotos fueron llevados  a la base naval de la Marina de Guerra en Sans Soucí y de allí trasladados en helicópteros al hospital militar docente Doctor Ramón de Lara, FAD.

La  Jefatura de Estado Mayor de la FAD ordenó,  al confirmar el accidente,  que  de inmediato  se abriera una  investigación sobre  las circunstancias  del accidente, para determinar las causas del mismo.

El IDAC manifiesta  apoyo y  solidaridad  con  el  Ministerio de las Fuerzas Armadas y la Jefatura de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Dominicana y reitera su total disposición de colaboración, con su  personal y equipo especializado,  para que la  investigación determine las reales causas que produjeran  el indeseado  accidente.