Personal del IDAC participará en eucaristía en homenaje a Norge Botello

 

15-08-2012 -01Santo Domingo.-El Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) y la familia del licenciado Norge Botello, quien fuera director general de esta institución, recordarán este miércoles con una misa al fenecido funcionario público y dirigente político, quien falleciera hace cuatro años.

 

La misa será oficiada a las 6:00 P.M., por el sacerdote José Botello, hermano del dirigente histórico y miembro fundador del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la parroquia Jesús Maestro, ubicada en la calle Jesús Maestro número 5 del sector Mirador Sur.

El IDAC, encabezado por su director general, doctor Alejandro Herrera, ha invitado a todos los servidores de la institución para participar en la eucaristía en recordación de Norge Botello, a quien todo el personal del organismo recuerda con agrado.

Durante la gestión de Norge Botello fue cuando la República Dominicana logró recuperar la Categoría Uno, mediante la cual las aeronaves de matrícula dominicana pueden volar a Estados Unidos de Norteamérica.

 

Además, Botello dispuso importantes beneficios para los empleados del IDAC, y mantuvo su línea de ayuda y de protección para personas de la tercera edad.

Botello fue diputado ante el Congreso Nacional del PLD por el Distrito Nacional (1990-94) y presidente de la Cámara de Diputados.

Norge Botello, torturado en las cárceles trujillistas por su participación en el movimiento clandestino 14 de Junio, revolucionario y patriota, se enfrentó con las armas en las manos a las tropas interventoras en abril de 1965, en nombre de su Patria, del Gobierno en armas del presidente Caamaño y del movimiento revolucionario 14 de Junio, del cual fue uno de sus dirigentes más destacado.

Dirigió el comando B-3 en la calle Jacinto de la Concha, en Villa Francisca, durante la gesta de abril de 1965. Militó en el Partido de la Liberación Dominicana desde su fundación al lado del profesor Juan Bosch, fundador y líder histórico de esa organización.

Su sepelio, el 17 de agosto del año 2008, constituyó una sentida manifestación de dolor con una masiva participación de personas ligadas a la aviación civil, militares y militantes del PLD y otras fuerzas políticas.