Procurando destinos finales a las aeronaves abandonadas

unnamed

Una comisión del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) encabezada por el director general, Alejandro Herrera, hizo un descenso en la rampa del Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA), con el propósito de culminar el compromiso asumido de dar un destino final a las aeronaves abandonadas en esa y otras terminales.

“El objetivo es  despejar la zona donde se encuentran  estacionadas las aeronaves, que dan un aspecto de ruina desde el aire a los viajeros que llegan al país”, declaró el doctor Herrera,  quien al mismo tiempo aclaró que esas aeronaves  no representan ningún peligro o riesgo para la seguridad operacional.

Una comisión multilateral presentó meses atrás  un  informe recomendando una serie de acciones para despejar las terminales, luego que se cumplieran  los pasos legales para proceder al desalojo de los artefactos aéreos.

La comisión sugirió  la entrega o devolución de las aeronaves a los propietarios que previamente notificaron a las autoridades, que las que tuvieran  las condiciones, fueran destinadas a la capacitación de los estudiantes de la Academia Superior de Ciencias Aeronáuticas (ASCA), y al Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y la Aviación Civil (CESAC).

Asimismo, que otras aeronaves sean donadas a la fundación Reef Check República Dominicana para hundirlas en el mar y que sirvan como arrecifes artificiales, para contribuir con el medio ambiente y la fauna marina.

Las piezas de las aeronaves que no sean reusables serán descargadas a la Dirección General de Bienes Nacionales, y las que puedan restaurarse serán usadas para la creación del Museo de la Aviación Dominicana.

“Estamos buscando la forma de limpiar  este espacio luego de que legalmente  se realizaran   los trámites correspondientes”, manifestó el titular del IDAC junto a la comisión que visitó el lugar donde se encuentran abandonadas las aeronaves que pertenecían a la desaparecida Compañía Dominicana de Aviación (CDA).

Acompañaron a Herrera al descenso en la terminal de Las Américas,  José Valdez, director Legal; capitán Gabriel Medina, director de Normas de Vuelo; y como invitado, el veterano piloto Amín Canaán, empresario conocedor  del tema aeronáutico.

El director general del IDAC ha reiterado en varias oportunidades los compromisos para completar  los procedimientos para buscar a esas aeronaves,  declaradas en estado de abandono, los destinos finales, que beneficien a la colectividad.